Níscalos de Cazorla: el Lactarius Sanguifluus

Los níscalos o guíscanos son sin duda la seta más codiciada de cuantas se encuentran en el ámbito del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas y en el de Castril. La especie más abundante es el lactarius deliciosus, inconfundible por su color anaranjado y látex del mismo color.

Lactarius sanguifluus

Sin embargo, son varias las especies de níscalos que pueden encontrarse en la sierra. Hoy nos ocupamos del Lactarius Sangyuifluus, muy apreciado por los buscadores de setas por su sabor, mucho más intenso que el resto de especies de níscalos. Sin embargo, es mucho menos frecuente que el L. Deliciosus. Se distingue de éste por su color, anaranjado en el sombrero, aunque mucho menos intenso (llegando a parecer blanco aunque nunca sin tonos naranjas y zonas verdosas poco intensas) y, principalmente, por su látex, color vino que recuerda al de la sangre (oscureciéndose por oxidación al poco de ser cortado).

niscalo rojo

Crece en pinares, pues micorriza la raíz de los pinos, si bien fructifica preferentemente debajo de coscojas debido a la mayor humedad del manto que forman las hojas de éstas.

Te interesará...