Comienza la restauración de la zona incendiada por el accidente de un avión en 2009

La Consejería de Medio Ambiente comenzar esta primavera la primera fase de las labores de restauración de la zona incendiada por el accidente de un avión militar en el verano de 2009 en el monte Cañada Catena, en Segura de la Sierra.

El Consejero de Medio Ambiente se reunió el pasado miércoles con el alcalde de la localidad, Jacinto Viedma, para informarle de los pormenores de los trabajos, cuya inversión asciende a 1,4 millones de euros y afectarán a una superficie total de 200 hectáreas.

El propio Consejero ha explicado los trabajos en los siguientes términos:  “En una primera fase realizaremos labores mecanizadas para retirar aquellos pies quemados que queden en la zona, realizar infraestructuras para frenar la erosión del terreno y evitar la pérdida de suelo en esta zona de gran pendiente y acometer trabajos para que no se produzcan plagas de perforadores que se transmitan a otros parajes del monte, un trabajo manual que es vital para que las masas boscosas se mantengan productivas. Posteriormente, y en una segunda fase, se procederá al ahoyado para semillado y repoblación con la plantación de especies autóctonas”.

Sin embargo, el futuro de los vuelos militares sobre la Sierra sigue sin aclararse. Todo indica que el Ministerio de Defensa sigue utilizando la Sierra como campo de maniobras aeronáuticas, con el evidente riesgo que ello conlleva. Precisamente la opacidad de la Consejería respecto a las actuaciones tendentes a evitar estos vuelos motivaron la dimisión del representante de Ecologistas en Acción en la Junta Rectora del Parque.

 

Vuelos que no cesan.

 

 

 

Te interesará...

  • Javier Broncano

    Por cierto, acaba de pasar un caza por encima de Orcera a baja altura y el cielo de la comarca está hoy -una vez más- “escrito”  por las trazas de humo de los aviones militares. Todo sigue igual que antes del accidente y el incenio de 2009.